La razón que explica que el Dow Jones pueda subir hasta el infinito

Existen dos formas de calcular el valor de un índice; por precio de acciones o por capitalización bursatil Existen dos formas de calcular el valor de un índice; por precio de acciones o por capitalización bursatil

Son muchos los inversores que envidian la buena marcha de las bolsas americanas y se preguntan porque los movimientos a los que asistimos a diario (marcando máximos históricos) no se repiten en la gran mayoría de bolsas a nivel mundial. Siempre ha existido la creencia popular de que las bolsas a nivel mundial siguen la estela de lo que hacen las bolsas de Estados Unidos, y en cierto modo es totalmente cierto, solo que a finales de año casi siempre son las bolsas norteamericanas las que obtienen una mayor rentabilidad. ¿El motivo? Un simple pero desconocido método de cálculo (y mentalidad empresarial) para la mayoría de inversores a nivel mundial.

La buena marcha de los índices norteamericanos a lo largo de la historia crea admiración entre la comunidad inversora a nivel mundial, pero lo que pocos conocen es el verdadero motivo por el que por ejemplo el Dow Jones sube indefinidamente: es un índice calculado en base al precio de las acciones y no a su capitalización de mercado (como la mayoría de índices a nivel mundial). Es decir, dentro del índice norteamericano son aquellas empresas con un mayor precio de sus acciones las que tienen un mayor peso dentro del Dow Jones (sin importar su capitalización de mercado). Pongamos un claro ejemplo con dos componentes del índice Dow Jones: General Electric vale en bolsa alrededor de 270.000 millones de dólares y sus acciones cotizan alrededor de los 30 dólares. En cambio, el banco de inversión Goldman Sachs tiene un valor en bolsa de 90.000 millones de dólares y sus acciones cotizan alrededor de los 240 dólares por unidad. En este caso, la compañía que tendrá un mayor impacto sobre los movimientos del Dow Jones será Goldman Sachs, que pese a ser una empresa tres veces más pequeña por capitalización bursátil (90.000 millones de capitalización para Goldman Sachs contra 270.000 millones de capitalización para General Electric) que General Electric tiene ocho veces la influencia sobre el precio del índice por el precio al que cotizan sus acciones (240 dólares para Goldman Sachs contra 30 dólares para General Electric).

En otras palabras, si un día General Electric sube un 5% (ganaría 1,50 dólares por acción sobre un precio previo de 30 dólares por acción y añadiría 13.500 millones de dólares de capitalización) pero Goldman Sachs cae ese mismo día en bolsa un 1% (perdería 2,40 dólares por acción sobre un precio inicial de 240 dólares por acción y restaría 900 millones de dólares a su capitalización bursátil), el índice Dow Jones caería como consecuencia de estos movimientos: General Electric, pese a aumentar su capitalización en 13.500 millones apenas añadiría 1,50 puntos al índice, mientras que Goldman Sachs restaría 2,40 puntos al índice a la vez que resta apenas 900 millones de dólares a su capitalización bursátil. Veamos un ejemplo gráfico a continuación para entender mejor el caso en cuestión comparando el mismo con la mayoría de bolsas del mundo:

Existen dos formas de calcular el valor de un índice; por precio de acciones o por capitalización bursatil
Existen dos formas de calcular el valor de un índice; por precio de acciones o por capitalización bursátil

Como se puede comprobar en el anterior gráfico, la gran mayoría de bolsas a nivel mundial excepto contadas excepciones como el Dow Jones norteamericano o el Nikkei 225 japones usan el método de capitalización bursátil para calcular el valor real del índice, una forma de calcular el valor de un índice que puede estar más acorde con la realidad: el motivo de este mayor alineamiento con la realidad es que índices como el propio Dow Jones escalan indefinidamente debido a que el comité técnico asesor del mismo únicamente da entrada al índice a empresas que realizan recompras de acciones y splits/desdoblamientos de acciones (ya que si hubiera dentro del Dow Jones una empresa cotizando a 1000 dólares por título prácticamente el Dow Jones imitaría los movimientos de esta empresa por lo que se ha explicado a lo largo de este artículo) en el largo plazo, creando una burbuja artificial de crecimiento indefinido dentro del índice, una burbuja que pocas veces se encuentra acorde con la realidad económica a nivel mundial. Sin duda este caso debe estar presente entre los inversores para entender la poca correlación que muchas veces guardan índices como el Dow Jones con el resto de bolsas a nivel mundial (hay que recordar que la poca correlación se da en el precio del índice, no en el valor/capitalización bursátil total del mismo).

Anuncios