El verdadero rey de la banca en Colombia

La familia Sarmiento Angulo controla la práctica mayoría del sistema bancario en Colombia La familia Sarmiento Angulo controla la práctica mayoría del sistema bancario en Colombia

Aunque a muchos les puede no sonar el nombre de la familia Sarmiento Angulo, lo cierto es que esta familia colombiana es la absoluta controladora de la práctica mayoría del sistema financiero del país; más allá de los bancos extranjeros, Bancolombia (que pertenece al GEA, el mayor grupo de control financiero de Colombia como se analizó en este artículo) y pequeños bancos semipúblicos controlados por el Gobierno de la Nación pero irrelevantes a nivel nacional en lo que se refiere a volumen de activos, el resto de la banca patria se encuentra controlada en mayor o menor medida por la familia Sarmiento Angulo. Quizás sea algo más conocido el nombre “Grupo AVAL” (que aparece junto al nombre de los diferentes bancos comerciales propiedad del mismo grupo), holding financiero de la familia mediante el cual controla dicho monopolio financiero de la banca comercial dentro del país. “Grupo AVAL Acciones y Valores SA” es una sociedad con sede en Bogotá y cotizada en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) y de Nueva York mediante la modalidad ADR y controlada en su mayoría por la familia Sarmiento Angulo (propietarios del 68,5% de las acciones comunes emitidas de la sociedad de forma directa y de otro 4,17% controlado a título personal por Luis Carlos Sarmiento Angulo).

Tras comenzar en el sector financiero en la década de los setenta, el empresario y hoy día persona más rica de Colombia (según la prestigiosa publicación Forbes) fundó su propia correduría de seguros, a la vez que compro la mayoría de acciones del Banco de Occidente con los beneficios obtenidos gracias a la firma de ingeniería que fundó teniendo apenas veinte años. Hoy en día engloba todos sus activos dentro del Grupo AVAL, un gigante financiero con más de 50.000 empleados a nivel del grupo y propietaria a su vez de la mayoría del capital de Banco de Bogotá (AVAL es propietario del 68,5% de las acciones y la familia Sarmiento Angulo de otro 7,46% adicional q título personal), Banco Popular (AVAL posee el 93,7% de las acciones del banco), Banco de Occidente (AVAL controla el 72,3% de las acciones y la familia controla un 5,63% adicional del banco), Banco AV Villas (AVAL controla el 80,40% de las acciones del banco). Como se puede observar en el siguiente organigrama de propiedad, la familia es propietaria de prácticamente la totalidad del sector bancario comercial colombiano. Además, se puede observar como con participaciones accionariales entrelazadas la familia controla de forma indirecta la Corporación Financiera Colombiana/”Corficolombiana” (alrededor de un 61% del total de las acciones), una entidad propietaria entre otras empresas de Promigas (45% de las acciones) y participaciones en empresas como la Empresa de Energía de Bogotá, la Bolsa de Valores de Colombia o Mineros SA entre otros muchos activos que incluyen hoteles, infraestructuras de transporte nacionales y que se pueden observar desde este enlace en detalle.

La familia Sarmiento Angulo controla la práctica mayoría del sistema bancario en Colombia
La familia Sarmiento Angulo controla la práctica mayoría del sistema bancario en Colombia

Como se puede observar tras analizar a fondo la propiedad en su conjunto de la familia, se puede afirmar sin ningún género de duda que la familia Sarmiento Angulo se encuentra entre las más poderosas no solo a nivel nacional sino incluso a nivel internacional, ya que el Grupo AVAL lleva años focalizando sus esfuerzos de expansión en otros países de la región debido a que por la posición dominante que ya ocupa en Colombia resulta difícil imaginar que el grupo se haga con otro banco sin que la Superintendencia Financiera y los reguladores de competencia nacionales le hagan desinvertir parte de sus activos actuales. Es por ello que la familia ha focalizado ahora sus esfuerzos en expandir su holding financiero directamente en países como Panamá, Costa Rica y otros dentro de Centroamérica e indirectamente (mediante la sociedad Corficolombiana) en países como Panamá  o Perú, donde el grupo expande su imperio hotelero en la actualidad. Sin duda, comprender la realidad del Grupo AVAL es comprender la realidad del sistema financiero colombiano, un sistema que opera bajo distintas marcas explotadas por un mismo dueño, la familia Sarmiento Angulo.

Anuncios