El fenómeno de Inditex, crecimiento en valor y dividendo

Inditex se ha convertido por mérito propio en la mayor empresa española en lo que a capitalización bursátil se refiere, superando a empresas de renombre en el camino como lo son el Banco Santander, Telefónica o Iberdrola por citar solo unos ejemplos. Además, y a diferencia de los nombres mencionados anteriormente, donde no existe una familia que sea la máxima accionista de la empresa (ni siquiera en el caso del Banco Santander, donde existe la falsa creencia histórica de que la familia Botín es la máxima accionista del banco, y nada mas lejos de la realidad como se puede leer en este artículo sobre la realidad de la banca en España). En el caso de Inditex es de sobra conocido por todos que Amancio Ortega y su hija Sandra controlan el 59,294% y el 5,053% de las acciones de la textil gallega respectivamente y según figura en los registros de la CNMV y que se pueden consultar en este enlace. En este caso por lo tanto si contamos con una gran aliciente: la evolución de nuestra inversión en el grupo gallego irá ligada a la evolución del patrimonio personal de la familia Ortega , un punto que siempre da gran seguridad a la hora de realizar una inversión.

La empresa se ha hecho conocida a nivel mundial desde su creación en el año 1985 (año en el que se constituyó Industria de Diseño Textil, Inditex, aunque Zara abrió su primera tienda en el año 1975) por su marca insignia Zara, y que hoy en día no solo representa 66% de las ventas totales del grupo Inditex, sino que sigue siendo la que crece a un mayor ritmo en ventas anualmente, un fenómeno que sin duda merece todo tipo de estudio que se le realice hoy en día. El secreto reside en crear diseños atractivos y de temporada casi de manera instantánea, adaptándose al mercado a una mayor rapidez que cualquiera de sus competidores directos. En este punto, y más allá de crear diseños con gran aceptación a nivel mundial, el grupo tiene una similitud en el éxito al gigante Amazon: su proceso logístico, con plataformas y procesos de entrega en tienda en un día en todas sus tiendas a nivel mundial. Hablamos de una empresa capaz de ofrecer buen diseño, buen precio y rapidez en la entrega de stock en sus más de 7000 tiendas a nivel mundial, un negocio que se ha comprobado sobradamente es ganador dentro del sector textil.

 

Orígenes, presente y futuro del grupo

Como hemos mencionado brevemente, el grupo tiene sus orígenes en Galicia, donde Amancio Ortega decidió abrir la primera tienda de Zara en el año 1975 tras varios años trabajando en la empresa Confecciones GOA, predecesora de la actual Inditex. Tal fue el éxito del establecimiento abierto en A Coruña, que en los siguientes cinco años decidió reinvertir las ganancias generadas en este primer comercio para abrir su primera factoría en Arteixo, población cercana a A Coruña y conocida mundialmente en la actualidad precisamente por ser la población que alberga la sede de la mayor empresa textil del mundo, Inditex. Corría el año 1988 cuando Zara abrió su primera tienda fuera de España: fue en la ciudad portuguesa de Oporto, para llegar  un año después a Nueva York, París y un infinito etcétera. Tras una fuerte y constante expansión de la marca Zara a nivel mundial (con presencia actualmente en cerca de 90 países del mundo), fue en el año 1991 cuando Amancio Ortega decidió diversificar los ingresos por ventas creando una nueva marca: Pull & Bear, empresa orientada inicialmente a un público joven masculino pero que hoy en día es una marca unisex, además de ser la cuarta marca del grupo con mayor número de establecimientos a nivel mundial.

En 1991 el grupo adquirió una participación mayoritaria en Massimo Dutti (65%), participación que posteriormente alcanzaría el 100% del capital de la empresa en el año 1995, integrando los resultados consolidados al balance de Inditex desde ese mismo ejercicio. Esta marca se creó orientada a un público de mayor nivel adquisitivo, situación que sigue presente hoy en día en una marca que ya esta presente en cerca de 80 países, donde cuenta con alrededor de 800 tiendas (convirtiéndose en la quinta marca del grupo por número de establecimientos). Con tres marcas funcionando ya a pleno rendimiento a mediados de la década de los noventa, la empresa se encontraba generando ya suficiente cash-flow anualmente como para lanzarse a la aventura de crear nuevas marcas: iba a ser en 1998 cuando Inditex creara la filial Bershka, filial que hoy en día se ha convertido en la segunda mayor marca del grupo solo por detrás de Zara (con cerca de 1100 establecimientos a nivel mundial). Esta nueva marca fue orientada inicialmente a un público femenino, pero al igual que sucediera con Pull & Bear, la misma fue adaptando su catálogo a un público unisex, no cerrándose así las puertas a un mayor número de ventas anuales gracias a abarcar un mayor número de población.

Sería solo un año más tarde cuando el grupo decidiese crear la marca Stradivarius, actualmente tercera del grupo en lo que a establecimientos a nivel mundial se refiere (con más de un millar). Como ha ido sucediendo con todas las marcas del grupo, la misma fue creada en un principio para vender moda y complementos al público femenino, pero ha sido en el año 2017 cuando Stradivarius ha lanzado su primera campaña para captar también público masculino, y a juzgar por los resultados, parece otro éxito rotundo de la empresa capitaneada por Pablo Isla y la familia Ortega.

En 2001 la empresa debutó en bolsa, y debido a su tamaño y buena marcha, fue incluida solo dos meses después en el índice IBEX-35, que agrupa las 35 mayores empresas cotizadas de España. Desde entonces, la empresa ha multiplicado su valor en bolsa por más de ocho, a la par que ha seguido lanzando nuevas marcas comerciales que añadir a su portfolio (Oysho, Zara Home, Uterqüe, Tempe, etc.) . Actualmente, el grupo cuenta con más de 7000 tiendas a nivel mundial, y con un ritmo medio de 300 aperturas por año, se estima que para el ejercicio 2021-2022 Inditex alcance los 10.000 establecimientos en todo el mundo. Los datos financieros avalan la buena marcha del gigante español, que cuenta con más de 150.000 empleados a nivel mundial, empleados que reciben últimamente primas a fin de año por cumplimiento de objetivos y buena marcha del negocio. Esta prima a los empleados ascendió a cerca de 40 millones de euros en el último ejercicio fiscal, un pequeño porcentaje del total de beneficios del grupo y que esta sobradamente demostrado que aumenta la productividad y apego de los empleados a las empresas que remuneran de esta manera a sus trabajadores.

 

Los números sobre la mesa

Actualmente, la empresa aumenta en promedio sus ventas en un quince por ciento anual, crecimiento que le ha llevado a superar los 20.000 millones de ventas durante el ejercicio 2016 y que se espera alcance los 31.000 millones durante el ejercicio 2020. A pesar de que las ventas han aumentado constantemente desde la creación del holding textil tal como lo conocemos ahora, los márgenes de beneficio neto han caído durante los últimos ejercicios. Si los márgenes de beneficio neto (beneficio obtenido entre las ventas) eran del 14,80% en 2011, dicho margen ha caído algo mas de un punto hasta situarse en el 13,50% en la actualidad. Aunque dicho punto representa una cifra considerable en el beneficio (alrededor de 200 millones de euros si las ventas se mantuviesen constantes), lo cierto es que la empresa ha sabido compensar sobradamente dicha reducción en el margen neto con un mayor aumento de ventas, y aún así, se puede afirmar que Inditex opera con mejores márgenes de beneficio neto que sus competidores cotizados como veremos a continuación, es decir, hablamos de la empresa mas rentable y eficiente dentro del sector textil:

Margen de beneficio neto estimado para el ejercicio 2017 (en porcentaje sobre ventas):

-Inditex: 13,50%

-Hennes & Mauritz (H&M): 8,70%

-Fast Retailing Co. (Uniqlo): 6,40%

-Burberry: 10,40%

-Michael Kors: 12,30%

-Yoox Net-A-Porter: 1,40%

Como se puede observar, la empresa que más se acerca a los márgenes de beneficio de Inditex es Michael Kors (13,50% vs. 12,30%), empresa estadounidense más dedicada al sector del lujo y la alta gama, y que normalmente tiene mayores márgenes de beneficio que los que pudiera tener Inditex o H&M, empresas de segmento medio dentro del retail textil. Otro punto en el que Inditex destaca frente a sus competidores es en la capacidad de generar caja neta ejercicio tras ejercicio y que le va a llevar a tener una caja neta estimada para finales de 2017 de algo más de 6.000 millones de euros. Teniendo en cuenta que la empresa tiene un CapEx (gastos operativos para poder mantener la actividad, entre los que se incluye apertura de nuevos establecimientos, diseños, etc.) de unos 1.500 millones de euros anuales (frente a unos beneficios anuales superiores a los 3.000 millones de euros), vemos que anualmente la empresa genera una caja libre de cargas de inversión muy superior a sus competidores (que destinan al mencionado CapEx un mayor porcentaje del beneficio anual que Inditex), aspecto por el cual la empresa podría incluso destinar el 100% de sus beneficios anuales a remunerar a sus accionistas mediante el pago de dividendos. De hecho, la textil española ha ido aumentando año tras año el porcentaje del beneficio neto que distribuye entre sus accionistas en forma de dividendo (payout) hasta alcanzar el 60% durante el presente ejercicio, y si las cuentas siguen evolucionando de la misma forma en los próximos ejercicios, es probable que veamos como el payout se eleve incluso por encima del 70%. Todo cuadra para que este aumento constante del dividendo pueda darse: la empresa reparte una mayor cuantía de dinero entre sus accionistas, pero incluso después de este reparto la empresa es capaz de seguir acumulando caja: se creará por tanto valor para el accionista en el largo plazo siempre que la empresa sea capaz de aumentar su beneficio neto a un mayor ritmo que el crecimiento del dividendo anual, creando valor para los accionistas de una doble forma: acumulando caja (incrementando el valor en libros por acción) y remunerando directamente a los accionistas de forma monetaria (con el mencionado reparto de dividendo).

Por último, y como se ha mencionado al principio del artículo, la empresa gallega cuenta con un accionariado estable y de largo plazo, nada menos que la familia fundadora (que posee alrededor del 65% del total de las acciones del grupo). Este aspecto puede resultar determinante a la hora de valorar cualquier posible inversión, pues resulta un gran gesto de confianza para cualquier inversor ver que el patrimonio personal de una familia depende de la evolución de un determinado valor como es este caso. Comparando el aspecto del accionariado de Inditex con las empresas anteriormente mencionadas, vemos como Inditex es también líder en esta “seguridad familiar” mediante su presencia en el accionariado de una determinada empresa. En el caso de H&M, vemos como la familia Persson posee un 38% de los títulos de la empresa, mientras que en la japonesa Fast Retailing Co. la familia Yanai posee un 45% de las acciones. En el resto de compañías comparadas anteriormente, la presencia familiar es mínima e incluso inexistente de forma directa: Michael David Kors apenas posee un 2,93% de las acciones del grupo que lleva su nombre, mientras que en el caso de Burberry es la empresa familiar belga Groep Brussel Lambert NV (propiedad de las familias Desmarais y Frère) la que posee un 6% de la empresa británica, siendo el mayor accionista de la misma. Por último, en el caso de la empresa italiana Yoox, es la empresa suiza Compagnie Financière Richemont SA la que posee un 24,9% de las acciones, por delante de los empresarios Renzo Rosso (5,7%), Federico Marchetti (5,67%) y Mohamed Ali Alabbar (3,90%).

 

La eficiencia online

Al igual que sucedió con sus almacenes logísticos (la empresa fue pionera en la distribución bajo demanda a sus tiendas en tiempos récord) que abrió en el año 1984 (Arteixo), 2007 (Meco en Madrid y León) y en 2014 en Cabanillas (Guadalajara), ahora Inditex se adelanta de nuevo a las tendencias actuales que el mercado requiere y es desde el año 2007 cuando comenzó a vender online su catalogo de zarahome, y sobre todo, desde el año 2010 cuando la mayoría de las marcas del grupo comienzan a vender online. Es de sobra sabido por todos que la venta online es el modo más eficiente y mas rentable de venta existente, puesto que los gastos son mínimos para una empresa del tamaño de Inditex, que cuenta con acuerdos de distribución a nivel mundial. Aunque aún representa un porcentaje no demasiado elevado sobre las ventas totales del grupo (alrededor de un 5%), las ventas en internet son el nuevo filón del grupo gallego, puesto que las mismas vienen creciendo a un ritmo del 35% anualmente y ya en 2016 han superado la barrera de los 1.000 millones de euros de ventas, teniendo además un resultado operativo positivo de 57 millones de euros en dicha filial de venta online (llamada Fashion Retail).

Esta filial fue creada en el año 2011 bajo el nombre de Inditex E-commerce, y en su primer año de vida logro facturar ya algo más de 80 millones de euros. Desde entonces, el crecimiento ha sido exponencial e imparable, y tras multiplicar por más de doce sus ventas en un periodo de cinco años, podemos analizar la importancia que esta nueva división puede ir adquiriendo con el paso de los años en el conjunto del grupo: Con una plantilla de 420 empleados, las ventas por empleado se acercan a los 2,5 millones de euros, una cantidad que se acerca a las compañías mas eficientes en lo que a venta por empleado se refiere, como es el caso de la norteamericana Apple. Además, teniendo en cuenta que las ventas totales del grupo Inditex crecen a una media del 15% anual, la aportación de la filial online irá en aumento año tras año, por lo que quizás este es uno de los factores a tener más en cuenta cuando se revisen las cuentas de la empresa textil de ahora en adelante. Este negocio de venta online  de hecho no esta presente aún en todos los países donde el grupo opera, por lo que el margen de crecimiento es incalculable, más aún si se tiene en cuenta que solo la mitad de las marcas del grupo opera online en la actualidad, dejando margen a expandirse a nuevos mercados y a comenzar a vender en línea la totalidad de sus marcas.

 

En resumen

Inditex es la compañía líder a nivel mundial de un sector estrechamente ligado al consumo global, un consumo que históricamente crece por encima del crecimiento medio de la economía de cualquier país. Además, el grupo tiene un modelo de negocio sobradamente probado y fácilmente adaptable a cualquier nuevo mercado a nivel mundial, por lo que las famosas economías de escala son en este caso aún más beneficiosas para el grupo, puesto que el margen neto sube en cada nuevo mercado, más aún porque se debe esperar que la tienda online de Inditex vaya conquistando todo el mundo en los próximos ejercicios, incluso aquellos en los que la empresa española no tiene presencia física de momento. Además, hablamos de un grupo con mayores márgenes de beneficio que sus competidores directos, con caja neta (y creciente remuneración al accionista) controlado por la familia fundadora, por lo que es difícil encontrar un solo pero a la inversión en una empresa que parece esculpida a la perfección.

Anuncios